Home
Una de cada 10 personas adultas en México podría padecer apnea obstructiva del sueño: INER

Una de cada 10 personas adultas en México podría padecer apnea obstructiva del sueño: INER

Es factor de riesgo de hipertensión y enfermedades vasculares

En México, una de cada 10 personas adultas podría padecer apnea obstructiva del sueño, un problema respiratorio que ocurre al dormir, debido a que la garganta se relaja y la persona no respira adecuadamente por la falta de aire del ambiente hacia los pulmones, lo cual produce el ronquido, explicó la titular de la Unidad de Medicina del Sueño del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Dr. Ismael Cosío Villegas” (INER), Martha Guadalupe Torres Fraga.

Durante el seminario de actualización “El papel del médico de familia en la apnea obstructiva del sueño”, la especialista explicó que es el problema respiratorio más frecuente durante el sueño.

Entre los principales factores de riesgo afirmó que se encuentran la edad (prevalece en personas mayores de 40 años), el sobrepeso, la obesidad y determinadas características craneofaciales congénitas; además destacó que los hombres presentan doble probabilidad de padecerla.

La neumóloga subrayó la necesidad de crear conciencia sobre la importancia de atender la apnea obstructiva del sueño, ya que, al ser común, las personas minimizan el problema por la creencia de que roncar es normal, que es signo del buen descanso y que está durmiendo a pierna suelta.

Los problemas de respiración durante el sueño aumentan las probabilidades de un accidente de tráfico o en el trabajo, y el riesgo de desarrollar hipertensión arterial o accidentes cardio o cerebrovasculares, advirtió.

Los síntomas de la apnea son relativamente fáciles de identificar explicó la especialista del INER; consisten en un ronquido continuo y ruidoso y pausas en la respiración al dormir.

La especialista detalló que en general no existe riesgo de fallecimiento durante episodios de apnea obstructiva del sueño, puesto que la corteza cerebral se encarga de detectar que la persona no respira y reactiva la función respiratoria de manera automática.

No obstante, puede incrementar la posibilidad de que la persona fallezca por las patologías asociadas con la apnea.

Sobre el tratamiento para la apnea obstructiva del sueño, Martha Guadalupe Torres Fraga explicó que la mejor alternativa es el empleo de aparatos para la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP, por sus siglas en inglés) que, mediante una mascarilla colocada en la nariz se genera una presión positiva que infla ligeramente la garganta impidiendo la obstrucción de la vía aérea y, con ello, la apnea.

Al seminario “El papel del médico de familia en la apnea obstructiva del sueño”, impartido de forma gratuita por la titular de la Unidad de Medicina del Sueño del INER, asistieron 300 médicas y médicos de instituciones públicas y privadas. En el ciclo correspondiente a este año se han impartido también sobre asma, tuberculosis y cáncer, explicó el titular del Departamento de Educación Continua del INER, Enrique Olvera Masetto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *