Noticias
El 98% de las escuelas venden productos que promueven obesidad y diabetes, advierten ONG’s

El 98% de las escuelas venden productos que promueven obesidad y diabetes, advierten ONG’s

Llaman a candidatos a la presidencia y a la SEP a garantizar entornos saludables para niñas y niños

El 98 por ciento de las escuelas permite la venta de golosinas, dulces, frituras y/o helados, y el 79 por ciento vende refrescos, lo que representa el riesgo de que los estudiantes contraigan enfermedades como obesidad y diabetes, advirtieron organizaciones civiles y la Academia, en el marco de la celebración del Día de la Niñez.

El Poder del Consumidor y la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) hicieron un llamado a las autoridades para garantizar el interés superior de niñas, niños y adolescentes (NNA) al transformar los entornos alimentarios escolares en espacios saludables, como una política prioritaria para el Estado.
Indicaron que México continúa arrastrando un grave problema de salud pública debido a las epidemias de diabetes, sobrepeso y obesidad, incluyendo la obesidad infantil, que presenta las tasas de aumento más aceleradas y, además, supone un costo de atención de 650 mil millones de pesos anuales que debe sostener el Estado.

Detallaron que actualmente uno de cada cuatro niñas y niños viven son sobrepeso y obesidad, y uno de cada dos vivirán con diabetes. De no actuar con rapidez y efectividad, se estima que vivirán cuatro años menos que sus padres y, además, lo harán enfermos la mayor parte de su vida.
La obesidad infantil se deriva de un conjunto de factores, y uno de las más importantes es la exposición a un entorno obesogénico, expusieron.

Señalaron que en las escuelas las niñas y niños consumen cada día 550 calorías solo de productos chatarra, pudiendo aumentar hasta 7 kilogramos de peso cada año.

Advirtieron que el entono escolar contribuye a la epidemia de obesidad infantil, que es causa directa de trastornos de salud en la infancia, en particular complicaciones gastrointestinales, ortopédicas, apnea del sueño, estigma y la manifestación temprana de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

El Poder del Consumidor y la Redim, a través de la plataforma Mi Escuela Saludable, han realizado por 10 años un ejercicio de vigilancia ciudadana a nivel nacional sobre el entorno alimentario escolar. Durante el ciclo escolar 2023-2024, se han recibido un total de 13,437 reportes de 9,582 escuelas del país, denunciando que la mayoría de los espacios escolares a nivel nacional incumplen con la regulación obligatoria y sancionable.

Dijeron que el 79% de escuelas vende refrescos y el 98% vende golosinas, dulces, frituras y/o helados, mientras que solo el 19% tienen acceso a frutas, verduras y agua potable para consumo y apenas 4% cuenta con un comité que vigila el cumplimiento de la ley.

Por su parte, Ana Abreu, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), declaró: “En el INSP hemos estimado que la reforma al artículo 75 de la Ley General de Educación, que prohíbe la preparación, venta y distribución de alimentos y bebidas con bajo valor nutricional dentro de las escuelas, reducirá la prevalencia de obesidad infantil hasta un 7% anual si la regulación se aplica efectivamente en un 80%. Por ello, es urgente contar con lineamientos claros y de fácil implementación, así como el monitoreo continuo, incluyendo la aplicación de sanciones cuando sean necesarias. Esto asegurará el bienestar de niñas, niños y adolescentes en las escuelas”

Por lo anterior, las ONGs y el INSP exhortaron a las candidatas y el candidato a la Presidencia a incorporar en sus planes de trabajo acciones concretas y esfuerzos coordinados en políticas públicas de salud y nutrición que protejan y garanticen entornos saludables a niñas y niños.
Al mismo tiempo, pidieron a la Secretaria de Educación Pública diseñar e implementar efectivamente los nuevos lineamientos generales para la preparación, distribución y expendio de alimentos y bebidas en las escuelas del sistema educativo nacional en junio 2024, de acuerdo con la Ley General de Educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *