Noticias
Planea IMSS abrir 12 salas de Hemodinamia en 2024 y que sumen 86 en todo el país

Planea IMSS abrir 12 salas de Hemodinamia en 2024 y que sumen 86 en todo el país

Actualmente se realizan 41 mil procedimientos al año

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que trabaja para sumar este año 12 salas de Hemodinamia a las 74 existentes y reforzar la infraestructura que ha permitido atender a pacientes con enfermedades del corazón, realizarles un diagnóstico y tratamiento oportunos que han permitido salvar vidas y evitar secuelas.

El titular de la Unidad de Atención Médica y Cardiólogo Intervencionista, Efraín Arizmendi Uribe, indicó que existen 54 de estas instalaciones en funcionamiento en Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE) en tanto que 20 salas operan en diversas partes del país dentro de un Hospital General Regional (HGR) o de Zona, llamados de Segundo Nivel de atención.

Añadió que las 12 salas de Hemodinamia están programadas para hospitales de Segundo Nivel.

Dijo que el escenario ideal en el corto plazo es contar con una sala de Hemodinamia en hospitales del Segundo Nivel en cada estado de la República y posteriormente, ampliar su apertura en Hospitales Generales de Zona en los que se briden atención a un promedio de 200 a 250 mil derechohabientes.

Añadió que en las salas de Hemodinamia existentes actualmente se tiene una productividad actual de 41 mil procedimientos al año, entre estudios de diagnóstico y tratamiento.

Destacó que la Secretaría de Salud y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) también realizan un esfuerzo para contar con un mayor número de estas instalaciones, lo que permitirá formar una red en la que participe todo el sector Salud a fin de atender a personas con evento agudo cardiovascular.

“Hacemos un esfuerzo por colocar salas Hemodinamia lo más cerca de donde están los pacientes, porque aquí el tiempo es vida, el tiempo es músculo y el músculo es preservar, no solamente la vida, sino la función del corazón”, enfatizó.

El doctor Arizmendi Uribe explicó que en este espacio se efectúa un procedimiento llamado cateterismo, que consiste en introducir sondas muy delgadas a través de los vasos sanguíneos con el apoyo de equipo de Rayos X, el cual permiten visualizar el interior del corazón, detectar la presencia de defectos anatómicos congénitos y en las arterias coronarias, que son las que nutren al corazón.

Además del diagnóstico, es posible salvar la vida al destapar la arteria obstruida y permitir el flujo, así como la implantación de un stent (endoprótesis vascular) que es un pequeño tubo de malla de metal que se expande dentro de la arteria e impedir que se estreche de nuevo.

Agregó que prácticamente el 99 por ciento de los pacientes que requieren angioplastia como parte del protocolo de Código Infarto y la colocación del stent para mantener el flujo coronario y salvar el músculo cardiaco, que permitirá al paciente recuperar su salud, reincorporarse al entorno laboral y ser productivo en la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *