Home
La amenaza mundial del sarampión continúa en aumento, asegura OMS

La amenaza mundial del sarampión continúa en aumento, asegura OMS

Tras  años de descensos de la cobertura de vacunación contra el sarampión, en 2022 los casos de esta enfermedad aumentaron un 18% y las muertes se incrementaron un 43% en todo el mundo (con respecto a 2021). De este modo, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, el número estimado de casos de sarampión asciende a 9 millones y el de personas fallecidas se sitúa en 136 mil (la mayoría, niños).

La amenaza que representa el sarampión para los niños sigue creciendo de manera incesante. En 2022, 37 países experimentaron brotes  perturbadores y de gran magnitud, frente a los 22 países registrados en 2021. De los países que experimentaron brotes, 28 estaban en la Región de  África de la OMS, seis en la del Mediterráneo Oriental, dos en la de Asia Sudoriental y uno en la de Europa. 

«El aumento de los brotes de sarampión y las muertes es impactante, aunque, desafortunadamente, dado el descenso de las tasas de vacunación que hemos observado en los últimos años, no es un hecho inesperado», afirmó John Vertefeuille, director de la División de Inmunización Mundial de los CDC. «Los casos de sarampión que se producen en cualquier lugar suponen un riesgo para todos los países y comunidades donde la población está insuficientemente vacunada. Es fundamental actuar de manera inmediata con iniciativas específicas para prevenir el sarampión y las muertes que provoca», afirmó. 

El sarampión se puede prevenir con dos dosis de la vacuna. Si bien en 2022 la cobertura mundial de vacunación experimentó un leve aumento con respecto a 2021, ese año seguía habiendo 33 millones de niños sin alguna de las dos dosis de la vacuna contra el sarampión: casi 22 millones de niños no habían recibido la primera dosis y a otros 11 millones les faltaba la segunda. La tasa mundial de cobertura vacunal de la primera dosis se situó en el 83%, todavía muy por debajo del nivel de cobertura del 95% que se necesita para proteger a las comunidades frente a los brotes.

Los países de ingreso bajo, donde el riesgo de muerte por sarampión es mayor, siguen teniendo las peores tasas de vacunación, con solo un 66%, un porcentaje  que no muestra ningún signo de recuperación tras el retroceso sufrido durante la pandemia. De esos 22 millones de niños que en 2022 no habían recibido la primera vacuna contra el sarampión, más de la mitad vivían en tan solo 10 países, a saber: Angola, el Brasil, Etiopía, Filipinas, la India, Indonesia, Madagascar, Nigeria, el Pakistán y la República Democrática del Congo.

«El sarampión se conoce como el «virus de la inequidad, y hay motivos para ello. Es una enfermedad que encuentra y ataca a quienes no están protegidos», dijo Kate O’Brien, Directora de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS. «Vivan en el lugar del mundo que vivan, los niños tienen derecho a estar protegidos por la vacuna contra el sarampión, una protección que salva vidas», puntualizó.

Los CDC y la OMS pidieron  a los países que busquen y que vacunen a todos los niños contra el sarampión y otras enfermedades prevenibles mediante vacunación, y alentaron a las partes interesadas internacionales a ayudar a los países a vacunar a sus comunidades más vulnerables. Además, para facilitar la prevención de los brotes, todos los asociados para la  salud de los ámbitos mundial, regional, nacional y local deben invertir en unos sistemas de vigilancia sólidos y en capacidad de respuesta a los brotes para poder detectarlos y darles una respuesta rápida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *